Hiperglucemia y Diabetes
(01-02-2009)

La diabetes es un trastorno del metabolismo que, si no se trata, conlleva un incremento del nivel de azúcar en sangre (hiperglucemia) capaz de causar al organismo daños muy graves, e incluso la muerte.

La diabetes mellitus tipo 2, no insulinodependiente, constituye el subtipo más frecuente de diabetes (aproximadamente el 80% de todos los casos) y, en nuestro entorno, lo padece un 3-5% de la población.

Las medidas dietéticas recomendadas para personas con diabetes son:
• Alcanzar un equilibrio de nutrientes adecuado:
- Limitar la cantidad de azúcares simples.
- Incrementar el contenido de fibra.
- Moderar el consumo de grasas, y conseguir que el 70% de ellas sean insaturadas y sólo el 30% saturadas.
• Reducir el peso en los pacientes diabéticos obesos, mediante la limitación de la cantidad de calorías; y mantenerlo en los individuos de peso normal.
• Repartir la dieta en al menos 4-5 comidas diarias, respetando siempre el mismo horario, lo cual ayuda a mantener el equilibrio de los niveles de glucosa en sangre.
• Evitar las bebidas alcohólicas con alto contenido en azúcar (cerveza, vinos dulces, sidras dulces, licores) y consumir con moderación las que tienen baja cantidad de azúcar (whisky, vinos y jerez seco, sidra natural). El consumo debe hacerse siempre con las comidas y ha de ser inferior a 30-40 gr diarios.

Para lograr estos objetivos resulta de gran utilidad la planificación dietética por raciones diseñada para ayudar a mejorar el nivel de glucosa en la sangre, la presión arterial y los valores de colesterol, además de ayudar a mantener el peso dentro de los parámetros normales. Una aproximación al reparto de raciones podría ser el propuesto por la American Diabetes Association:
• Un cuarto del plato debe contener cereales o alimentos ricos en almidón como arroz, pasta, papas, maíz o guisantes.
• Otro cuarto, proteínas: carnes, pescado, carne de ave o tofu.
• La mitad restante vegetales sin almidón: brócoli, zanahorias, pepinos, ensaladas, tomates o coliflor.
• Y añadir un vaso de leche desnatada y un panecillo o una porción de frutas.

Para un diseño dietético más rigurosos es preciso calcular y ajustar las raciones en función de parámetros como el ejercicio realizado y la insulina recibida.

Otro aspecto es la utilización de edulcorantes como complemento de sabor. Los alimentos pueden estar endulzados por edulcorantes naturales o sintéticos de distinto poder calórico:
• Valor calórico alto: azúcar, miel, azúcar negra, melaza, fructosa y azúcar de caña.
• Valor calórico medio: eritritol, hidrolizados de almidón hidrogenado, isomalta, lactitol, maltitol, mannitol, sorbitol y xilitol.
• Valor calórico bajo o nulo: Acesulfamo de potasio, aspartamo, sacarina y sucralosa.

La relación entre la dieta y la diabetes es, pues, muy estrecha. Si bien la alimentación de la persona con diabetes no difiere básicamente de la del individuo sano, para él es especialmente importante alimentarse de manera saludable. Se calcula que, si desapareciera la obesidad, podrían evitarse hasta el 64% de la diabetes en los hombres y el 74% en las mujeres.

Más información:

Diabetes mellitus. Fisterra Salud, información para pacientes
http://www.fisterra.com/Salud/1infoConse/diabetes_mellitus.asp

Fundación Diabetes.
http://www.fundaciondiabetes.org

Planes de alimentación para personas con diabetes. Asociación Americana de Diabetes.
http://www.diabetes.org/espanol/nutricion-y-recetas/dieta-saludable.jsp

Planificación de las comidas en la diabetes, material interactivo. Instituto de Educación al Paciente, EE.UU.
http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/tutorials/diabetesmealplanningspanish/htm/index.htm

Problemas nutricionales de las sociedades desarrolladas. Ministerio de Sanidad y Consumo.
http://www.msc.es/ciudadanos/proteccionSalud/infancia/home.htm

Nutrition Principles and Recommendations in Diabetes. 2004.
http://care.diabetesjournals.org/cgi/reprint/27/suppl_1/s36

Dietas médicas
http://www.fisterra.com/Salud/2dietas/index.asp